FAMILIA EDUCADORA (II)

LA FAMILIA SOLO EDUCA LA PERSONA DESDE EL AMOR

La función educadora de la familia es inevitable. Educa para bien o para mal. Pero para que la educación sea integral, requiere que toda su acción sea «organizada y vivificada por una visión sapiencial, por un objetivo supremo» (J. Maritain, Per una filosofía dell’educazione, La Scuola, Brescia 2001, pp. 126-127.)

La educación tiene necesidad de un ideal que supere a cualquier otro ideal. Y esto es el amor: anhelo inevitable, «inscrito en el DNA de cada hombre y de cada mujer de la tierra», punto clave de la experiencia humana de la cual no se puede huir, bajo pena de sufrir el sinsentido y la desesperación. (E.M. Fondi, Dio Amore nell’esperienza di Lubich, Roma 2000.)

Hablando de visión sapiencial, de ideal y objetivo supremo

  • ¿Cuál es tu objetivo supremo, tu visión sapiencial, tu ideal educativo?
  • ¿Qué echas en falta a tu acción educativa?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *