LA VOZ DEL SILENCIO

15 LA MENTE CREE QUE SABE

En realidad no sabe nada más allá de lo que percibe. La mente no sabe que está condicionada por el programa «yo sé».

Date cuenta que, en realidad, el amor de la mente por la Verdad, no es más que puro apego a «su» verdad. ¿Cómo reaccionas cuando alguien no te confirma lo que tú piensas o no está de acuerdo?

Con humildad, cuestiónate tu apego al programa «yo sé», porque es el muro que separa tu punto de vista de la Verdad del SER. Cuestiónate con humildad si la verdad que defiendes no es otra que tu punto de vista, tu opinión.

La Verdad del SER no necesita defender nada, porque para el SER todo es como es.

Si todo lo que es no te gusta, date cuenta del juicio de cómo debería ser lo que no te gusta como es.

Con la práctica, el SER te permitirá aceptar todo lo que es, no pasivamente ni por resignación, sino por la liberación profunda que experimentarás en tu interior.

La realidad siempre es como es y se presenta como es. La no aceptación es el juicio del ego-mente que quiere que «lo que es» sea diferente. ¿Cómo de diferente? De acuerdo con su percepción. La percepción del ego-mente siempre está lejos de la Verdad del SER.

Acepta la realidad tal como es. Mientras te parezca duro y casi imposible, esto te informa de la rigidez de tu ego-mente.

Si aceptas la realidad tal como se te presenta en cada momento, conviertes «todo lo que es», en oportunidad de trascender tu ego-mente. La recompensa es una profunda paz que sólo el SER hace posible. Es el regado de estar en el SER.

 La voz del silencio

Botón volver arriba