Articulos

ATRAVESAR LAS PUERTAS 1.1

DISTRACCIONES Y ATRACCIONES:

La energía animal del ego produce un enfoque que dirige y emocionaliza la energía psíquica. Seguidamente, el contenido mental emocionalizado ATRAE atención y se AUTOPROPAGA. El resultado de este proceso son atracciones, aversiones y derivaciones que finalmente llevan a quedarse atrapado en COMPORTAMIENTOS RUTINARIOS; estos, al cargarse de energía e interés, ganan importancia, convirtiéndose finalmente en las distintas conductas, sentimientos y pensamientos dominantes. Así, se acaban generando campos de conciencia que se alinean y vinculan con los campos atractores impersonales y generales de la conciencia (consciousness) humana. Mediante la selección de opciones, el individuo “SINTONIZA”, como lo hace un aparato de radio o televisión, con las frecuencias correspondientes. De este modo, temer u odiar, sintoniza con frecuencias completamente diferentes de las del perdón o la aceptación. Cada nivel de conciencia (consciusness) influye en la percepción, en las actitudes asociadas, y en los posicionamientos simultaneos.

La ADICCIÓN a las inclinaciones del ego, es como una intoxicación en la que se deriva placer de la recompensa emocional de la negatividad. Así, los posicionamientos negativos tienden a ser hábitos auto-perpetuados, parecidos a la adicción y basados en suposiciones y en la seductora atracción de gratificar los instintos animales básicos. Mediante la repetición, acaban ganando dominancia y control, lo cual es, de partida, el propósito innato del ego narcisista.

En el trabajo espiritual se les denomina “TENTACIONES”, y después se supone que hace falta un sacrificio para renunciar a ellas, porque uno está renunciando al placer de la recompensa emocional que conlleva “tener razón”, “vengarse”, sentir lástima por uno mismo, etc. Este sistema de recompensas auto-reforzado produce un condicionamiento pavloviano, que después se vuelve AUTÓNOMO. Seguidamente, interferir con estas gratificaciones subrepticias, produce una desagradable sensación de frustración y privación. Así, se observa comúnmente que la mente emocional del ego se aferra a la negatividad y a la atadura que lo esclaviza, y se resiste con fuerza a dejarlas ir y a pasar a niveles más elevados de funcionamiento y a emplear otros mecanismos. Como ejemplo: el pozo del resentimiento/del culpar/de sentir lástima de uno mismo y de sentirse víctima, suele ser una TRAMPA compleja que rápidamente busca validación mediante la aprobación social y la pseudoimportancia de los posicionamientos inflados.

No deja de ser común que las personas se pasen toda una vida alimentando un agravio con justificaciones elaboradas, engaños y falsificando retrospectivamente los recuerdos. Este complejo psicológico que se observa comúnmente está compuesto por una mezcla de todos los niveles de conciencia situados por debajo de 200. La persona lo defiende con energía, haciéndolo obstinadamente inmune a cualquier cuestionamiento, y en absoluto está dispuesto a soltarlo o entregarlo. Como consecuencia, el perdón, la aceptación, la razón y el amor se consideran antitéticos a los propósitos internos secretos del ego.

No deja de ser habitual que las personas destruyan su vida entera en defensa de falacias carentes de integridad con respecto a sí mismas, a los demás y al mundo que alimentan cuidadosamente. El AUTOENGAÑO es un defecto innato del ego/mente emocional, el cual, sin la luz de la verdad espiritual, se autorrefuerza, produciendo consecuencias destructivas que impiden la verdadera felicidad. La víctima es INCAPAZ de discernir el placer (derivado de la negatividad) de la verdadera felicidad, que en realidad estos sujetos desconocen. Este complejo patológico se defiende con tanta fuerza que las personas eligen MORIR en lugar de renunciar a él, e incluso de CUESTIONAR sus premisas derrotistas. A veces, este circuito queda interrumpido fortuitamente por una crisis, que lleva a confrontarlo y que acaba siendo una bendición disfrazada.

EL ESCAPE A LA LIBERTAD DESDE EL EGO/CUERPO/MENTE EMOCIONAL:

Los niveles por debajo de 200 tienden a AUTOPROPAGARSE debido a la recompensa del seductor placer emocional que el instinto animal supone para el ego. La única vía de escape pasa por una HONESTIDAD ÍNTEGRA, la cual, por desgracia, no es alcanzable cuando uno está capturado y dominado por este complejo emocional negativo. Como este complejo está compuesto por las energías animales de la fuerza, SOLO LAS ENERGÍAS MÁS PODEROSAS DE LA VERDAD SON CAPACES DE PRODUCIR LA RECUPERACIÓN. Debido a la naturaleza de la Divinidad, la intervención se realiza mediante invitación, puesto que el Amor es poder y no opera con los instrumentos de la fuerza. La compasión surge al darse cuenta de que el setenta y ocho por ciento de la población mundial calibra por debajo del nivel de la verdad en 200, y este número se eleva a cerca del cien por cien en algunas subculturas y regiones del mundo, que sobreviven principalmente en virtud de los instintos animales.

UN SIMPLE ESCAPE EN DOS PASOS DE LA NEGATIVIDAD DEL EGO: EL MECANISMO DE VERDAD.

Para trascender todas estas limitaciones y eliminar la complejidad solo es necesario aceptar dos ideas:

1 – La negatividad se basa en una FUERZA ENERGÉTICA (de origen animal) que solo puede ser superada por el poder, que es exclusivamente de ORIGEN DIVINO. Por lo tanto, a nivel operativo, es necesario solicitar e invocar la ayuda de Dios por cualquier medio disponible.

2 – Desidentificarse del cuerpo/las emociones/la mente como si fueran “YO”. Sé sincero y admite que ellos son TUYOS pero NO son TÚ. Aunque al principio esto pueda parecer artificial, extraño, ajeno y nada natural, la realidad básica es que esta es una verdad de orden superior, lo que la convierte en una herramienta muy poderosa y formidable. La mente intentará negar esta realidad así como la verdad (esto es lo que “se supone que tiene que hacer”) porque intuye que la Verdad es su enemigo.

Millones de personas a lo largo de los siglos y en la vida actual han estado dispuestas a morir, antes que reconocer estas dos simples premisas. Algunos están dispuestos a inmolarse y a matar a otros antes de admitir que podrían estar equivocados. Date cuenta de que el ego estaría muy contento de llevarte a tu propia muerte y te mataría antes de admitir humildemente que ha cometido un error o que podría estar… —ioh, esa, la más terrible de las palabras!— “EQUIVOCADO”.

Mejor que la muerte y que una vida infernal es crecer y admitir que la mente es engañosa, astuta y despiadada, iy no es nuestra amiga! El núcleo del ego es el ORGULLO narcisista, y secretamente piensa que es Dios. Sin tensión indebida es posible atraparle en sus presunciones secretas, infladas y dualistas, que se deshacen con la simple HUMILDAD. Esta es la puerta a la libertad y a la experiencia de la felicidad.

Uno descubre la verdadera naturaleza de la mente cuando trata de escapar de sus garras. Cuando se analiza, se ve que la mente está compuesta por la presunción de que los pensamientos son “MÍOS” más una colección de datos objetivos que ha observado. Los datos son útiles; por otra parte, los pensamientos y los puntos de vista sobre los datos no son fiables y, están necesariamente DISTORSIONADOS por esa suposición de que son “míos”, con todos los posicionamientos consecuentes.

Una vez que etiquetamos los pensamientos o sentimientos como “míos”, quedan imbuidos mágicamente de una presunta omnisciencia y se les atribuye una validez soberana. Esto constituye lo que se ha descrito clásicamente en toda la literatura espiritual como ILUSIÓN, que frecuentemente progresa hasta convertirse en ENGAÑO. A menos que la duda íntegra y el cuestionamiento la detengan, la mente rampante establece un asedio interminable con el fin de DERROTAR A LA VERDAD fiable y verificable que cuestionaría su supuesta soberanía (la tendencia humana universal a defender que uno “TIENE RAZÓN”, frente a todas las pruebas que indican lo contrario).

El deshacimiento del dominio de la mente puede conseguirse mediante un simple paso —la HUMILDAD—, reforzada por el reconocimiento de que la mente no es soberana, omnisciente, y ni siquiera es capaz de diferenciar entre verdad y falsedad. Tiene valor utilitario para la supervivencia física y el reconocimiento de objetos. Pero incluso en lo tocante al reconocimiento del mundo físico, la mente es incapaz de entender qué significa el mundo, y ni siquiera reconoce la observación ultrasimple de que la Evolución es la Creación.

La MENTE es una herramienta ÚTIL dentro de los confines protectores y las reglas de la LÓGICA y la RAZÓN, o de sus limitacions operativas intrínsecas y de la disciplina. Así, la mente está en lo mejor de sí misma cuando funciona bajo los principios de la ciencia, que NO permiten la EMOCIONALIDAD ni violar la lógica. Un amigo dijo en una ocasión: “Me he dado cuenta de que no tengo por qué tener una opinión sobre todas las cosas, ¡qué alivio!”. Éste descubrimiento le llevó a disfrutar de una mayor libertad, porque las opiniones aprisionan y restringen, y habitualmente son contenciosas y argumentativas.

Si los pensamientos o las ideas en realidad no son “míos’; entonces, ¿de dónde surgen y quién es su autor? En realidad no tienen un “QUIÉN” que sea su origen, simplemente surgen de un “QUÉ”. El contenido de un campo de conciencia calibrable es como un banco de pensamientos regimentado por un campo de energía específico perteneciente a un nivel de la conciencia colectiva de la humanidad. En los diversos NIVELES se congregan pensamientos, conceptos e ideas similares, y se orquestan bajo la influencia de la atención del “campo atractor” central que, como la gravedad, ATRAE IDEAS de gravedad o densidad SIMILAR. El fenómeno es parecido a la estratificación de los peces y las distintas formas de vida en diferentes profundidades del mar. En la vida humana, también están quienes se alimentan del fondo y los que saltan por encima de la superficie del agua.

Hay estilos de pensamiento, sistemas de creencias y memes (frases pegadizas) que son endémicos en ciertas sociedades y subculturas que han estado dominadas por sus mitos a lo largo de los siglos. Por ejemplo, hay países importantes donde la integridad, la honestidad y la justicia ni siquiera se consideran importantes en las transacciones cotidianas. Todas las interacciones se basan enteramente en la ganancia, y el engaño es una técnica social valorada y una habilidad. En una cultura así, la moralidad no solo está ausente, sino que se considera irracional, sin valor e indicadora de debilidad, como descubren muchos turistas ingenuos cuando vuelven a casa con antigüedades supuestamente muy valiosas y averiguan que en realidad solo valen unos céntimos.

CLARIFICACIÓN DE LA OMNIPRESENTE FALACIA DUALISTA VÍCTIMA/ AGRESSOR:

Mediante el trabajo espiritual uno descubre que ha estado cautivo y que ha sido una “VÍCTIMA” atrapada por los astutos engaños del EGO. Es posible observar todos los trucos del ego en la evolución de las diversas especies del mundo animal a lo largo de grandes periodos de tiempo, donde el aprisionamiento, el engaño, la rivalidad, la ganancia, el interés propio, el camuflaje y la fuerza están al servicio de la supervivencia. La evolución del homínido dio lugar al homo sapiens y de esta manera el córtex prefrontal emergió delante del cerebro animal, y permanece bajo el dominio de los instintos animales hasta el nivel de conciencia 200. Los instintos animales están totalmente dirigidos hacia la ganancia personal y continúan por ese camino en conflicto con la energía del poder espiritual, la verdad, y especialmente el amor. El fraude del ego es ladino, en el sentido de que engaña a su víctima y prisionero, haciéndole creer que los agresores están “AHÍ FUERA”, cuando en realidad son innatos y están “AQUÍ ADENTRO”.

¿CUÁL ES LA IDENTIDAD DEL VERDADERO AGRESOR?

Cuando se investiga, se descubre que NO HAY un “QUIÉN”, tan solo el campo de energía de un nivel de conciencia específico que surgió a lo largo del periodo evolutivo y aún prevalece. Se descubre también que la mayoría de la población mundial sigue estando dominada y sigue siendo prisionera de él. Por lo tanto, podemos ver la sabiduría y la, verdad del dicho de Buda: “RARO ES NACER COMO SER HUMANO; AÚN MÁS RARO ES OÍR HABLAR DE LA VERDAD, Y HABIENDO OÍDO HABLAR DE LA VERDAD, TODAVÍA ES MÁS RARO BUSCARLA”. La calibración de la conciencia verifica la validez de esta declaración al identificar que solo el 0.4 de la población mundial es capaz de alcanzar el estado de amor incondicional.

El amor incondicional es un OBJETIVO práctico, razonable y alcanzable en el lapso de una vida humana. Desde este nivel, el compromiso espiritual y la dedicación evolucionan hacia estados de ALEGRÍA exquisita —incluso de ÉXTASIS— y finalmente alcanzan el nivel de la paz en 600, que es el nivel inicial del místico. El camino del místico, en el verdadero significado clásico del término, puede definirse como la NO DUALIDAD DEVOCIONAL.

Botón volver arriba