Articulos

CONVERTIRSE EN LA ORACIÓN 1

Los estudiantes suelen pedir consejos sobre “CÓMO” implementar a nivel práctico la verdad espiritual subjetiva y cómo instaurar la espiritualidad como una forma de ser en el mundo que esté al servicio del progreso espiritual y la evolución. El estudiante instruido generalmente ya ha adquirido una riqueza de información sobre multitud de prácticas y conceptos espirituales. La transformación deseada es la que nos lleva de “HABER OÍDO HABLAR” A “SABER”, A “HACER” Y A “SER”. Esta progresión va de lo presuntamente conocido a lo desconocido, y de lo familiar a lo nuevo. Así, la aplicación concreta de la información espiritual aún puede parecer incierta.

La mente misma se interesa por la evolución cuando aprende que hay una dimensión superior de verdad que está más allá de los procesos mentales acostumbrados y de los dominios de la lógica y la razón. Entonces, el interés se dirige hacia el descubrimiento y el despertar espiritual.

Otros estudiantes pueden venir muy motivados por la inspiración o por experiencias fortuitas que resultan TRANSFORMADORAS e inician el proceso del progreso espiritual conscientemente elegido. Puede tratarse de “EXPERIENCIAS CUMBRE” (Maslow, 1970) repentinas, e incluso de cambios de contexto y percepción que suponen un “punto de inflexión” (Gladwell, 2000). Entonces, el estudiante inspirado se siente atraído por el potencial y enfoca su interés en la APLICACIÓN PRÁCTICA de los procesos espirituales a la vida cotidiana.

Lo característico de esta transición es que incorpora premisas procedentes del intelecto a la realidad experimental de la subjetividad. Así, se pone el énfasis en la implementación y en llevar realmente a cabo las prácticas y las premisas espirituales. Mediante la incorporación y la práctica, lo nuevo se convierte en algo habitual y en la forma de ser de uno, indicando que eso es lo que uno ha “LLEGADO A SER”.

El emerger de la realidad desde el potencial se produce como consecuencia de las circunstancias propicias, de las que la intención y la volición son el fulcro y la energía activante. La realización del potencial ofrece un FEEDBACK POSITIVO que refuerza la intención, y el proceso espiritual cobra IMPULSO más desde el SER que desde el yo personal.

P: Se ha descrito que incluso un ÚNICO PRINCIPIO espiritual muy simple de observar es suficiente para realizar GRANDES PROGRESOS. Por ejemplo: “ser bondadoso con la totalidad de la vida” o “perdonar pase lo que pase’; o “mostrar buena voluntad hacia todo lo que existe”, o tomar una frase o dos de un salmo favorito y reflejarla durante días, semanas o incluso meses.

R: Esta es la manera MÁS EFICAZ para empezar. Una sola herramienta aplicada de manera consistente y rigurosa es más eficaz que leer todos los libros o vivir periodos esporádicos de entusiasmo. La persistencia es característica de la “MENTE CONCENTRADA”. Por analogía, tirando de un único cabo de hilo es posible deshacer un jersey entero. Cada paso adelante evoca la información apropiada ya adquirida que amplía y clarifica las experiencias. Así, estos principios básicos se experimentan y se confirman en nuestra experiencia.

El fenómeno del aprendizaje NO sigue la relación CAUSA-EFECTO, y las experiencias gratificantes no deben considerarse como ganancias. Mediante la práctica de la bondad, uno se vuelve bondadoso, porque la bondad misma es transformadora. Así, tenemos que dejar las expectativas a un lado. Mediante el asentimiento de la voluntad, la transformación se produce de manera AUTÓNOMA como consecuencia del contexto, y no solo del contenido.

Mostrarse amistoso no “CAUSARÁ” que otros lo sean con uno, pero abre una puerta no lineal a una mayor probabilidad. Algunas personas se ABSTIENEN de mostrarse bondadosas, generosas, benignas y amistosas porque esta actitud puede generar suspicacias, vergüenza o incluso precaución o paranoia en individuos situados por debajo de 200. Un EXPERIMENTO útil es sonreír al conductor del coche de al lado cuando estamos parados en un semáforo en rojo. Algunos conductores devuelven el gesto de amistad; otros se quedan con la cara de piedra y miran fijamente hacia delante; otros sienten pánico y algunos incluso salen corriendo a gran velocidad en cuanto el semáforo se pone verde. Por tanto, hasta una sonrisa amistosa tiene que ser DISCRETA.

P: Pero, ¿cómo produce realmente el cambio una práctica espiritual? ¿Cuáles son los mecanismos psicológicos? ¿Cómo puede cambiar uno de “esto” a “eso”?

R: No es un proceso de “cambio”, sino un emerger en el curso de la evolución. La larva no cambia a mariposa, sino que REALIZA SU POTENCIAL como consecuencia de la evolución de la Creación. Repito, la Creación es EVOLUTIVA como consecuencia del emerger de un potencial que se plasma en la realidad. La intención de la voluntad espiritual es suficiente. Lo aparentemente “NUEVO” representa el tránsito de lo inmanifestado a lo manifestado, tal como dejar de apretar el puño revela la mano abierta.

La realización es una opción y una elección, que es un aspecto de la voluntad. Cada elección positiva incrementa la probabilidad de nuevas elecciones positivas (lo cual también está de acuerdo con la teoría cuántica). CADA ELECCIÓN POSITIVA NOS ACERCA MÁS A UN CAMPO ATRACTOR DE CONCIENCIA SUPERIOR. En el mundo secular, “donde los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres” también es cierto que, mediante la integridad y el esfuerzo, los que antes eran pobres se hacen ricos, y los que antes eran ricos, a causa de sús errores, pueden acabar en bancarrota. La vida humana tiene un gran valor porque brinda una oportunidad óptima para la evolución espiritual. Mediante la ELECCIÓN, las “virutas de hierro” del espíritu son atraídas a las diversas regiones del gran campo omnipotente y omnipresente de la conciencia misma. Esto es análogo al efecto de un campo electromagnético gigantesco de PODER INFINITO.

P: Pero, ¿no introduce esta definición de la contextualización el discutible concepto de “libre albedrío”?

R: Generalmente, las argumentaciones sobre el libre albedrío suelen ser ESPURIAS como consecuencia de una contextualización inadecuada y de confiar en lo hipotético. Pueden acabar siendo intelectualizaciones discursivas y enrevesadas en las que la esperanza inconsciente es que se niegue el libre albedrío como una realidad posible, EVITANDO así la responsabilidad espiritual o la rendición de cuentas.

Las OPCIONES tienen parámetros de los cuales surgen tanto la responsabilidad como la culpabilidad. El rango de opciones es consecuencia de una gran multiplicidad de FACTORES, conocidos y desconocidos, entre los que se incluyen los que podríamos describir óptimamente como inclinaciones o impulsos kármicos. En las opciones también influyen las PROBABILIDADES, incluyendo las recompensas y los fracasos del pasado, así como la intensidad del esfuerzo, la dedicación, el grado de integridad, etc. Lo hipotético no es una realidad, y el rango de elecciones es el resultado de destilar factores complejos, tanto lineales como no lineales. Así, bajo distintas circunstancias y condiciones prevalecientes, pueden estar disponibles y pueden ser elegidas opciones muy diferentes. Debido a la naturaleza de la evolución/Creación, el contenido y el contexto consciente son TRANSITORIOS, así como descriptivamente y experimentalmente efímeros.

Rendirse a la Voluntad de Dios y pedir la Guía Divina es tan poderoso que ALTERA las opciones disponibles y su valor percibido. De las dinámicas no lineales también emerge el PRINCIPIO DE “ITERACIÓN”, mediante el cual una elección u opción repetida se va convirtiendo progresivamente en probable (“dependencia sensible de las condiciones iniciales”).

P: ¿Qué hay de las grandes revelaciones o experiencias espirituales que producen cambios repentinos?

R: Las avalanchas y otros importantes fenómenos naturales ocurren por REPETICIÓN DE LA VIBRACIÓN. Las posiciones del ego se debilitan como consecuencia de pasos aparentemente menores e insignificantes. Por ejemplo, incluyo el simple hecho de decir “gracias” cuando es posible puede hacer que uno se convierta en una persona más agradecida y generosa y que, por ATRACCIÓN, ahora beneficie a otros sin esfuerzo, cuando antes no podía conseguirlo mediante el esfuerzo.También se producen cambios importantes como consecuencia de LIBERARSE de las obligaciones kármicas negativas. Es como si la mente inconsciente finalmente se sintiera SATISFECHA de haber aprendido una lección o de haber satisfecho una deuda mediante conductas compensatorias. En muchos sentidos, el aprendizaje espiritual también es similar a la adquisición de NUEVAS APTITUDES por repetición y práctica hasta que se vuelven naturales y habituales, como una segunda naturaleza. La inspiración y la identificación con figuras admiradas que exhiben los atributos deseados facilitan el aprendizaje. Tendemos a ser como aquellos a quienes admiramos.

Botón volver arriba