LA VOZ DEL SILENCIO

Todo es como es

 

La mente cree que sabe. En realidad no sabe nada más allá de lo que percibe. La mente no sabe que está condicionada por el programa “yo sé”. Date cuenta que, en realidad, el afecto de la mente por la verdad, no es más que simple apego a su verdad. ¿Cómo reaccionas, sinó, con quien no te confirma lo que tú piensas?

Con humildad, cuestiónate tu apego al programa “yo sé”, porque es el muro que separa tu punto de vista de la Verdad del SER. Cuestiona con humildad si la verdad que defiendes no es más que tu punto de vista, tu opinión.

La Verdad del SER no necesita defender nada, porque para el SER todo es como es. Si todo lo que es, no te gusta, date cuenta del juicio de cómo debería ser lo que es que no te gusta como es. Más allà del juego de palabras, sé honesto y déjate guiar por tu SER.

Con la práctica el SER te permitirá aceptar todo lo que es, no pasivamente ni por resignación, sino por la liberación profunda que experimentarás en tu interior.

La realidad siempre es como es y se presenta como es. La no aceptación es el juicio del ego-mente que quiere que sea diferente. ¿Cómo de diferente? Siempre conforme a su percepción. La percepción del ego-mente está muy lejos de la Verdad.

Acepta la realidad tal como es. Mientras te parezca duro y casi imposible, eso te informa lde a rigidez de tu ego-mente.

Si aceptas la realidad tal como se te presenta en cada momento, conviertes todo lo que es, en oportunidad de trascender tu ego-mente. La recompensa es una profunda paz inconmensurable que sólo el SER hace posible. Es el regado de estar en el SER.

La ment creu que sap. En realitat no sap res més enllà del que percep. La ment no sap que està condicionada pel programa “jo sé”.

Adona’t que, en realitat, l’afecte de la ment per la Veritat, no és més que pura afecció a la “seva” veritat. Com reacciones, sinó, quan algú no et confirma el que tu penses o no hi està d’acord?

Amb humilitat, qüestiona’t la teva afecció al programa “jo sé”, perquè és el mur que separa el teu punt de vista de la Veritat del SER.

Qüestiona’t amb humilitat si la veritat que defenses no és altra que el teu punt de vista, la teva opinió.

La Veritat del SER no necessita defensar res, perquè per al SER tot és com és.

Si tot el que és no t’agrada, adona’t del judici de com hauria de ser allò que no t’agrada com és.

Amb la pràctica, el SER et permetrà acceptar tot el que és, no passivament ni per resignació, ans per l’alliberament profund que experimentaràs al teu interior.

La realitat sempre és com és i es presenta com és. La no acceptació és el judici de l’ego-ment que vol que sigui diferent. Com de diferent? D’acord amb la seva percepció. La percepció de l’ego-ment és ben lluny de la Veritat del SER.

Accepta la realitat tal com és. Mentre et sembli dur i quasi impossible, això t’informa de la rigidesa del teu ego-ment.

Si acceptes la realitat tal com se’t presenta a cada moment, converteixes tot el que és, en oportunitat de transcendir el teu ego-ment. La recompensa és una profunda pau que només el SER fa possible. És el regat d’estar en el SER.

Artículos relacionados